Rutinas de Belleza

¿Me aplico crema hidratante sólo por el día o también antes de acostarme? ¿Puedo usar la misma crema de día y de noche? ¿El sérum lo aplico por la noche mejor? ¿El tónico es fundamental? ¿Es aconsejable prescindir del agua en la limpieza facial?

Éstas y otras muchas cuestiones surgen diariamente cuando una mujer (perdonadnos hombres del mundo que os sintáis identificados, hablaremos en femenino pero también vosotros podéis aplicaros el cuento) va proceder con su rutina de belleza diaria.

Ante todo partamos de la siguiente premisa: la piel es como una huella dactilar, cada uno tenemos una diferente. Por lo tanto las necesidades varían y, en función de eso, nuestra rutina será una u otra. Somos nosotros mismos quienes tenemos que ir descubriendo qué le sienta mejor a nuestra piel y qué peor.

No hay rutinas universales, salvo los mandamientos de la belleza que todos conocemos, como por ejemplo: limpia tu rostro en profundidad antes de acostarte.

75HN5HHXIE

A pesar de esto, vamos a intentar resolver en la medida de lo posible alguna de las dudas que mencionábamos al principio:

La piel no se comporta de la misma forma por el día que por la noche. Por el día está preparada para enfrentarse a los agentes externos: filtros solares, polución… es decir, para protegerse. Por la noche se regenera, se repara y prepara para el día siguiente.

Es por esto que las cremas de día y las de noche tienen funciones diferentes: una crema de día suele tener una textura ligera y de fácil y rápida absorción, controla los brillos, matifica, facilita el uso posterior de maquillaje e incluso, cada vez más, contienen filtros solares (mucho mejor si dichos filtros son minerales, evitad los filtros químicos ;-)). En conclusión, ayuda a la piel con su principal función, la de protegerse.

Una crema de noche tiene como prioridad colaborar con la regeneración celular, reparar los daños sufridos durante el día y restaurarla. Así evita el envejecimiento prematuro.

Hay algunas marcas que afirman que es mejor no usar crema de noche para dejar que la piel respire, que es más efectivo un tratamiento, como un serum por ejemplo, al ser más permeable.

¿Qué pensamos nosotros? Que debes usar lo que tu piel te pida e hidratarla cuando lo necesite.

Sí es cierto que hay que tener en cuenta ciertos productos que contienen ingredientes cuyo uso no se recomienda durante el día por la exposición solar a la que sometemos a la piel, como pueden ser la rosa de mosqueta, el ácido glicólico o cualquier aceite.

El sérum es otro de los productos que recomiendan, preferiblemente, usar por la noche. Su acción llega a las capas más profundas de la epidermis, y se considera que durante la noche el efecto es mayor.

En cuanto a usar agua en la limpieza facial, de nuevo nos encontramos con corrientes: la que afirma que el agua no es buena para la piel (la reseca) y la que la considera la base para toda limpieza.

Si optas por no tocar el agua en tu ritual de limpieza, puedes hacerlo con leches limpiadoras o aguas micelares.

Por último el tónico, ese clásico cuya función muchas mujeres no acaban de saber cuál es. Los tónicos, como su nombre indica, tonifican la piel, la equilibran, restaura su PH (según la primera corriente anteriormente mencionada, el agua lo modifica), elimina los restos de residuos que pueden quedar y prepara la piel para el siguiente paso (sérum o hidratante).

Esperamos haber aclarado algunas de vuestra dudas, pero ante todo queremos dejar claro de nuevo que la mejor rutina de belleza es la que mejor le siente a tu piel.

Nosotros por nuestra parte hemos hecho un listado con algunas sugerencias.

Cuidaos por dentro, y por fuera 🙂

Línea facial de día de Natura Sibérica con SPF: su textura es muy ligera, las hay para todo tipo de pieles, y tienen factor de protección.

Línea de Cremas Hidratantes Matarrania: uso indistintivo por el día o por la noche, recomendable por la noche ya que aporta brillo y la textura es densa, por lo que tarda en absorberse. Durante la noche nutre e hidrata excepcionalmente.

Aceítes secos Mádara: tratamiento de noche. Poseen una gran concentración de principios activos. Por la mañana notarás tu piel con mucha más vida y lustrosa.

Limpiadores Evolve Organic Beauty: para pieles normales con tendencia grasa y normales con tendencia seca. Textura gel muy agradable, limpia tanto que el algodón al pasar el tónico está prácticamente impoluto.

Tónico de Lavanda y Limón Lulu&Boo: deja la piel con sensación de frescor, antiséptica y antiinflamatoria, ideal para pieles con tendencia grasa.

Contorno de ojos Grown Alchemist: textura fluida y muy ligera, lo que favorece el uso por la noche y por el día. Gran poder de hidratación ya que con una pequeña cantidad puedes aplicarte  todo el contorno.

Si te ha gustado, ¡seguro que a tus redes también!
Facebookgoogle_plus

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *